Historias de la Maratón de Madrid y el dorsal 294

 

Buenas Ocio Runners,sabéis que lo que mas nos gusta son  las carreras de pueblos, sus gentes sus costumbres, ya sean pueblos de uno o mas habitantes ,pero una de nuestras distancias favoritas que no se suele celebrar en pueblos  es la maratón, es una distancia que fascina a todo atleta profesional o corredor popular .Aquí os dejamos la crónica de la maratón de Madrid que vivimos en abril  2015, esta historia podría haber pasado en cualquier ciudad en cualquier maratón.

Esta mañana nos disponíamos a  acompañar a un amigo  a realizar los últimos 10 km desde la casa de campo pero unas serie de circunstancias nos obligaron a cambiar el plan inicial y al final vamos para el  retiro ,a ver la llegada a meta de varios amigos.

 

Son las 12:50 de la mañana y nos disponemos a salir de la estación de atocha, ya nada mas cruzar los tornos de salida se nota un ambiente especial muchas personas con el impermeable plástico de la maratón , ya nada mas salir hay un gran bullicio animando a todos y cada uno de los corredores que pasan por ese punto, en ese momento esta chispeando.

 

Dejamos la calle Atocha y nos incorporamos al principio del paseo del prado y, el apoyo de la gente a los corredores es increíble, la lluvia da un pequeño respiro a los corredores y la gente que hay ambos lados de la calle sigue jaleando a todos los runners,seguimos con nuestro camino y nos aproximamos a Neptuno.
Después de estar un rato en Neptuno emprendemos camino hacia Cibeles ,empieza a llover con   mas de fuerza  y el esfuerzo se refleja en la cara de los corredores ,el frío, la lluvia y los kilómetros empiezan a hacer mella en los corredores.
Se divisa al fondo a la estatua de la Cibeles desde el punto kilométrico 38 , debido a la amplitud la calle y que la lluvia es mas fuerte todavía, hay menos gente viendo la carrera, eso si los que hay animan con fuerza a todos los participantes, cuando nos estamos aproximando al edificio de correos empieza a llover mucho ,lo que nos obliga a modificar el recorrido que teníamos previsto y nos  refugiamos bajo techo, ya que la tormenta en ese momento no da tregua. Hay un grupo de voluntarios ,que ya han terminado su trabajo y muchas personas que se están refugiando de la intensa lluvia.
Al fondo hay un corredor que se mueve de un lado para otro y esta temblando de frío, nos acercamos a preguntarle que si necesita algo y nos dice que no ,pasa el tiempo y este corredor cada vez tirita con mas fuerza ,tienen el chubasquero de plástico que da la organización pero esta empapado y su tiritera cada vez es mas fuerte.
Tras hablar con el nos cuenta que viene de Portugal que había quedado con su padre en el edificio de correos pero que no le encontraba, le ofrecemos un móvil para llamar, llama pero nadie le contesta ,la gente se acerca para preguntarle en que le pueden ayudar y el dice que en nada.
Preguntamos a los voluntarios que estaban allí afortunadamente tiene prendas secas que la gente ha dejado durante el recorrido,el dorsal 294 Sergio ,parece que al ponerse la chaqueta se le pasa un poco el frio, come una fruta se repone y se marcha de allí agradeciendo a todo aquel que se ha acercado a preguntar o a ofrecer ropa ,caldo o lo que necesitara. Esperamos que Sergio encontrara a sus acompañantes y que tenga un buen viaje de regreso a Portugal.
Tras remitir la tormenta ,decidimos cambiar el itinerario y volvemos hacia Atocha vemos pasar el globo de 4 horas y 30 minutos, muchos corredores van andando cada vez son mas las caras de sufrimiento que nos cruzamos en el camino.
Antes de meternos al metro nos cruzamos con varios padres que llevan carros con niños y al ultimo corredor que vemos ,va disfrazado de novia con ramo incluido, nos metemos en el metro  pensando que bendita locura la maratón, que tendrá  que fascina tanto a los corredores populares ,tanto a los que la corren como a los que no, por que siempre te deja el gusanillo de querer correrla, aunque luego al final nunca la corras .
Pero este año será  diferente por que el año que viene intentaremos estrenarnos en la distancia,Enhorabuena a todos lo que  han terminado la maratón y también a los que no por haberlo intentado¡¡¡¡Viva Filipides¡¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *